Opinión: Los verdaderos desafíos de Cathy Barriga, el Gerente de la CODEDUC y los Concejales

27 Abril, 2017
492 Lecturas
2 comentarios

No voy a hablar en esta columna sobre la importancia de la estimulación temprana de los niños, ni cómo una buena o mala experiencia en los niveles de pre kínder o kínder, puede sentenciar a un alumno al éxito o fracaso académico. No lo haré, pues no tengo las competencias necesarias y mis conocimientos se remiten a lo que he leído del tema.

En esta ocasión escribo como padre de 4 hijos. Tres de ellos cursando distintos niveles en el Liceo Santiago Bueras de Maipú. Un colegio municipal en el que estudié de kínder a cuarto medio, y en el que las tengo matriculadas, porque creo que cuando hablamos de integrar en una sociedad segregada, tenemos que hacerlo siendo consecuentes.

Les quiero hablar de Ema Aravena Muñoz. Es mi hija, tiene 4 años y es una “pioja chica”, alegre y ordenada. Todos los días su madre va a dejarla al pre kínder del Santiago Bueras. En esta época la temperatura es particularmente baja, y ella, debe soportar una sala fría, con un piso que no invita a tirarse al suelo, a hojear libros, o simplemente hacer lo que supone debe hacer un niño de esa edad: jugar. Y no es sólo la Ema. En esa sala hay más de 20 niños, de pre kínder y kínder, todos juntos porque la matrícula es baja, y a la hora de sacar costeos, los genios de la CODEDUC deben buscar el ahorro en ese tipo de pelotudeces. Porque en educación SE DEBE AHORRAR.

Por ello le quiero hablar directamente a la Alcaldesa, al Gerente de la Corporación de Educación de Maipú, cuya gestión ha sido tan “escuálida” que ni siquiera, teniendo un periódico en la comuna, conozco su nombre. Y también al “honorable” Concejo Municipal de Maipú.

Voy a hablar por Ema y todos sus compañeros. Y el mensaje es uno sólo: Desde hoy me declaro en rebeldía. Un opositor furibundo. Y seré enfático: no tienen derecho a realizar con dineros municipales, un sólo coctel mientras niños de la comuna pasen frío en sus salas.

Porque no tienen derecho a contratar a un solo artista para hacer un show, mientras en el Santiago Bueras, o cualquier otro colegio municipal, falten profesores. Y no hablo por hablar. La Luna, mi hija mayor, desde el 8 de marzo que no tiene profesor de música. ¿Y saben qué? Han sido tremendamente lentos en reclutar uno. ¿Quién le devuelve la oportunidad a ella y sus compañeros de aprender una materia elemental para el alma de la persona?

Y no quiero escuchar jamás esa frase imbécil repetida por tantos concejales, respecto a que nuestra sanitaria municipal “entrega año a año 4.000 millones de pesos a la educación municipal”. Si la vuelvo a escuchar prometo salirme de mis casillas, para gritarle: ¿Y fiscalizas en que se gastan esos dineros pelotudo?

Y quiero que el concejo en pleno, y en especial, esos concejales que hacen política por Facebook vayan un día a las ocho de la mañana, y estén ahí viendo como la Ema y sus compañeros se cagan de frío. Y se caguen de frío con ellos.

Porque ahí, está la Ema, la Luna y la Maite por que su padre tiene una visión. Y si la situación no cambia, puedo moverlas al sistema particular subvencionado y por 50.000 por nuca, pueden estar en una sala con piso acorde. Puedo renunciar a mi visión sobre lo que tiene que ser la educación pública, para darle a mis hijas mayor estado de bienestar. Pero no quiero hacerlo. No quiero hacerlo, pues ahí hay niños que sus padres no pueden permitirse los privilegios que yo tengo.

Porque en la educación municipal hay mucha carencia, que viene desde la casa. Pero también hay desidia de las autoridades. Hay abandono y frío. Hay niños que toman pastillas que compran en el mercado negro para evadirse y algunos que no llegan a sus casas, porque los papás son alcohólicos. Porque la sala es fea, y ni cortinas son capaces de ponerle.

Y este reclamo no es por Ema, no es por Luna, ni por Maite. Es por cada uno de los alumnos de escuelas municipales de Maipú, que pasan situaciones anómalas, porque el gerente de la CODEDUC quiere “que no le hagan olitas”.  Este reclamo es para decir que no quiero que hagan ni una puta feria, no compren huevitos de pascua o se gasten un céntimo del presupuesto municipal, hasta que la Ema o cualquier niño del sector municipal se caguen de frío en sus escuelas.

PD: La foto es sacada de internet y muestra como deberían ser las salas de primer ciclo en los colegios municipales.

Tal vez te interese leer...

Municipalidad de Maipú abrió sus puertas a los vecinos para la atención nocturna
Noticias
9 compartido906 lecturas
Noticias
9 compartido906 lecturas

Municipalidad de Maipú abrió sus puertas a los vecinos para la atención nocturna

Municipalidad de Maipú - 21 Julio, 2017

Buena acogida entre los vecinos de Maipú tuvo la “atención nocturna”, iniciativa de la alcaldesa Cathy Barriga, que realizó entre…

Forastero Fernández habla sobre el primer disco de “La Rumba Flow”
Cool-tura
13 compartido596 lecturas
Cool-tura
13 compartido596 lecturas

Forastero Fernández habla sobre el primer disco de “La Rumba Flow”

Javier Castro - 21 Julio, 2017

La Rumba Flow estrena su primer disco y conversamos con el cantautor Forastero Fernández, voz principal de esta banda.  …

Pedro Lazo habló sobre la marcha maipucina contra ENEL
Entrevistas
56 compartido1,486 lecturas
Entrevistas
56 compartido1,486 lecturas

Pedro Lazo habló sobre la marcha maipucina contra ENEL

Nicolás Aravena - 20 Julio, 2017

Pedro Lazo es un hombre de luchas sociales. Quien fuera candidato a concejal y hoy busca ser electo consejero regional…

2 comentarios

  1. Puros fuegos artificiales, harta pirotécnica y música alta, para dilatar contrataciones … Vamos a ver si allá en Lo Barnechea/Vitacura le dicen a los papás que están buscando profesor de música !!! Que sus hijos pueden esperar unos días ….

    Reply
  2. Pingback: Opinión: La toma del Santiago Bueras, la Codeduc, el Municipio y los apoderados - La Voz de Maipú

Comenta nuestras noticias