La Voz de Maipú

Vittori & Campusano: Historia de dos caminos que se alejaron

La historia política que existe entre el Actual Alcalde de Maipú: Christian Vittori (Independiente, ex DC) y Freddy Campusano (DC), da para escribir un libro… O un manual de cómo una amistad de años puede terminar muy mal.

Es que ambos se conocen desde hace muchos años y, en largos pasajes, recorrieron un camino político en conjunto. Así fue, por ejemplo, cuando el ex Alcalde Alberto Undurraga llegaba desde el SERNAC a disputar la alcaldía de nuestra comuna.

Tras el triunfo del hoy Ministro de Obras Públicas, Campusano recorrió varios puestos en el Municipio de Maipú para, finalmente, aterrizar en el Departamento de Deportes; por su parte, Christian Vittori fue el primer “Defensor Ciudadano”, un cargo que Undurraga inventó para salvaguardar los intereses de los ciudadanos.

El epilogo de ese trayecto se resume en que, Campusano se mantuvo como Jefe de Deportes y Vittori fue cesado de sus funciones por Undurraga; ello desencadenó que Vittori postular a una concejalía en el segundo periodo del Ministro del MOP, y que lograra convertirse en Concejal, para luego ganar primarias y ser electo alcalde de Maipú.

En esa travesía, en ese viaje de Vittori, su amigo Freddy Campusano jugó un papel importante. Fue su consejero, amigo y quien hizo las veces de jefe de campaña. Y juntos conquistaron el poder municipal. Y todo se derrumbó.

No existe claridad respecto a lo que pasó. Los hechos, y algunas escuchas telefónicas, dicen que Campusano, tras el camino recorrido, esperó que Vittori le diera un cargo en el Municipio con mayor injerencia. Y no fue así. Vittori lo mantuvo como jefe de deportes y se inició una guerra.

Por supuesto que esta crónica omite un montón de detalles que, con el tiempo, han ido apareciendo a modo de trascendido. Lo único cierto, es que Vittori inició su camino político en la alcaldía de Maipú, a paso acelerado.

Se convirtió en Presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades. Integró dos comisiones presidenciales, e incluso se dio maña de ganar la presidencia regional de la DC. Sin embargo, el caso de la basura, lo fue haciendo perder poder. Y el tiempo pasó.

En medio de todo esto, Campusano decidió asumir el desafío de convertirse en Consejero Regional. Y lo hizo. Contra viento y marea, venció en elecciones populares a Leonardo Grijalba (DC), y que fue apoyado por el aparataje municipal de Maipú.

El equipo político de Vittori, consultado por un medio local, respecto a si la irrupción de Campusano como –en ese entonces- apenas un candidato a Consejero Regional, no significaba fabricarse un enemigo político, dijo que “eso no es tema”. Demostrando no sólo una ignorancia supina, sino que el poder, cuando lo tienes, nubla el juicio, el asesor hoy en día sigue feliz trabajando en el Municipio.

Caminos aparte

El denominado “Caso de la Basura” no fue suficiente para tumbar a Vittori. Si bien el caso está lejos de ser cerrado, se ha dilatado de manera tal que, técnicamente Vittori no tenía problemas legales para intentar volver a obtener la alcaldía de Maipú.

Sin embargo con todos los casos de corrupción que han salido a la palestra, los partidos –algunos- han elevado los estándares para los candidatos. Uno de ellos fue la DC, quien dio señales que no llevaría a Vittori a la reelección.

Por ello Vittori realizó una jugada audaz. Renunció a la DC y amenazó con ir por fuera del pacto a la alcaldía, en caso que no le permitieran, al menos, competir en primarias. No se lo permitieron.

Por su parte Campusano, se inscribió en las primarias de la DC en Maipú: ganó holgadamente al concejal DC: Mauricio Ovalle. Luego –se suponía- participaría en las primarias de la nueva mayoría, donde enfrentaría a las cartas a la alcaldía de Maipú de los otros partidos del conglomerado. Pero éstas no se hicieron, por acuerdo de los partidos.

Enfrentados a muerte: se inscribieron por separado

Durante al menos los últimos 3 meses, muchos se aventuraron en decir que Campusano & Vittori se sentarían a negociar. Por temas matemáticos, el ir cada uno por separado hace que Chile Vamos (que aún no inscribe a Catherine Barriga como candidata), tenga una oportunidad de oro para ganar la alcaldía de Maipú.

Vittori y Campusano competirán por votos de un mismo pedazo de torta. Por ello, no sería extraño que la votación de las fuerzas de centro izquierda de la comuna, se dividieran votando por Campusano (los más fieles a la nueva mayoría) o por Vittori (aquellos que trabajan para la gestión o la encuentran buena). A eso súmele un tercer ingrediente: Claudia Mix inscribió su candidatura a la alcaldía de Maipú, aglutinando entre sus votantes, a aquellos que son más de izquierda y que buscan acabar con el duopolio en la política nacional.

El 22 de julio pasadas las 11 horas los presidentes de la Nueva Mayoría llegaron hasta el SERVEL para inscribir a los candidatos a Alcalde. En esa lista, Campusano quedó oficialmente inscrito para competir por la alcaldía de nuestra comuna.

Un día después llegaba hasta el SERVEL, Christian Vittori. En calidad de independiente y acompañado de operadores políticos y dirigentes afines a su gestión municipal, Vittori se inscribía de forma personal como candidato a alcalde.

Reordenamiento Político

Queda aún mucho paño por cortar. La gestión de Christian Vittori incorpora a varios funcionarios DC que ocupan puestos de confianza. Ahora ellos deberán escoger si se alinean con lo que dice el partido político al que adscriben, o si optan por seguir a Vittori en su calidad de independiente.

Aquellos que opten por Vittori, de seguro serán sancionados por sus partidos políticos, por no alinearse con el candidato de la nueva mayoría. Misma duda existe para los concejales en ejercicio de la nueva mayoría en Maipú, que buscarán su reelección. Carlos Jara, Abraham Donoso, Marcela Silva, Herman Silva y Ariel Ramos, deberán escoger con quien se toman la foto a la hora de buscar el voto. Pueden hacerlo con el candidato oficial o con el alcalde en ejercicio. Lo único claro es que –hoy por hoy- se viene un reordenamiento político en la comuna. Ya veremos con cuál de los candidatos a Alcalde, se toman la foto cada uno de los aspirantes a concejales. La lógica dice que los de nueva mayoría lo harán con Campusano. Pero eso aún está por verse. Queda aún harto por escribir en esta historia.

Nicolás Aravena

Nicolás Aravena (Maipú, Santiago de Chile, 6 de Agosto de 1983) es papá de 4 retoños (Luna, Maite, Ema y Facundo). Desde el año 2004, ha creado diversos medios de comunicación local en Maipú, Pudahuel, Peñalolén, Cerrillos y Cerro Navia, en formatos web e impreso. También ha participado en programas de radio, tales como “El Péndulo” y “La Cultura del Café”.

Fanático de las redes sociales, la fotografía y el diseño, ha vivido toda su vida en Maipú. Hoy divide su tiempo entre www.lavozdemaipu.cl, y Mono Manco, su agencia de Publicidad.

Fumador compulsivo, psicótico tratado y bebedor ocasional, se autodefine como "un tipo que hace lo que le place. No hay más. Tampoco menos"

comentarios

Comenta nuestras noticias

Publicidad

Las noticias en tu mail

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a La Voz de Maipú y recibir nuestras noticias en tu mail

Publicidad