Haber ingresado de urgencia en el Hospital El Carmen de Maipú con una dolencia a la vesícula e infección, resultó para mí una experiencia que no había vivido anteriormente; En primer lugar porque nunca había requerido servicios de urgencia de este tipo y en segundo lugar me permitió observar fortalezas y debilidades de la salud pública en el poco tiempo que transcurrió.

Después de haber pasado por el SAPU más cercano, consultar médico particular y pasados tres días con una dolencia sin diagnostico, sin un tratamiento adecuado o derivado a urgencia, concurrí a la urgencia al Hospital El Carmen el cuarto día desde que se iniciaron los síntomas.

En urgencia del hospital se realizaron todos los exámenes necesarios incluyendo scanner. Estos exámenes permitieron obtener un diagnostico certero, quedando Hospitalizado en urgencia con tratamiento especial y esperando la decisión de los cirujanos el momento de la operación. No puedo dejar pasar mi reconocimiento a todo el personal en los diversos turnos en urgencia que atendían con gran profesionalismo y dedicación a quienes estábamos en esta situación.

Al quinto día de hospitalización en urgencia, en la visita del cirujano en la mañana, éste ordena me preparen para pabellón. Ahí las enfermeras toman exámenes y muestras requeridas por los doctores, y por fin fui intervenido exitosamente, siendo trasladado posteriormente a salas de recuperación.

Sin duda esta experiencia me permitió constatar en carne propia la realidad del hospital por el cual tanto luchamos los Maipucinos. En primer lugar, es verdad que la urgencia está colapsada ¿Habrá alguna urgencia de hospital o clínica que no lo esté?  Sin embargo, El Hospital tiene una infraestructura de lujo con un equipamiento de primer nivel, que nada tiene que envidiar a hospitales y clínicas privadas, equipos profesionales altamente calificados y una excelente atención en el postoperatorio.

Sin duda esta experiencia me permitió constatar en carne propia la realidad del hospital por el cual tanto luchamos los Maipucinos. En primer lugar, es verdad que la urgencia está colapsada ¿Habrá alguna urgencia de hospital o clínica que no lo esté?  Sin embargo, El Hospital tiene una infraestructura de lujo con un equipamiento de primer nivel, que nada tiene que envidiar a hospitales y clínicas privadas, equipos profesionales altamente calificados y una excelente atención en el postoperatorio.

En esos largos 8 días, recordé hitos importantes de la demanda de los Maipucinos por un hospital. Cómo no recordar la propuesta del concejal socialista Rafael Aguilar en su primer periodo de una donación de 150 millones para realizar los estudios de factibilidad al MINSAL, ante lo cual el entonces alcalde Herman Silva condicionó su aprobación a una donación similar para la Escuela de Suboficiales para levantar un monumento a los caídos el 5 de abril. Se constató que el ministerio de salud hasta el año 1998 no tenía ningún estudio de un Hospital para Maipú, así como tampoco estaba en el programa del entonces Presidente de la República Eduardo Frei Ruiz-Tagle

La propuesta del Alcalde lo que buscaba era generar polémica dentro del PS. Muchos hasta el día de hoy, no entienden esa polémica aprobación del concejal Aguilar. Sin embargo, en lo concreto esta donación fue el primer dinero que recibió el ministerio para iniciar los estudios que demoraron años antes de su construcción de un hospital concesionado. En esos años no nos imaginamos que sería por esta modalidad, todos pensábamos en un hospital público como los que conocíamos históricamente.

Después de esta experiencia  no puedo dejar de agradecer a todos quienes pudieron visitarme y se preocuparon por mi salud, tanto funcionarios/as, amigos/as, cros/as, un abrazo para todos y decirles que después de mi mejoría seguiré asumiendo desafíos importantes para la defensa de los ciudadanos de nuestro país y nuestra querida comuna.