39 Views

Junta de Vecinos Pajaritos Sur inauguró una nueva Eco-Sede social

Este martes 16 de diciembre, y con la presencia del alcalde de Maipú, Christian Vittori, el concejal Abraham Donoso y la directora de DAOGA, Katherine Miranda, además de diversos dirigentes y funcionarios municipales, la comunidad de la junta de vecinos Pajaritos Sur inauguró una nueva Eco-Sede social. Se trata de un proyecto que busca implementar un espacio que entregue herramientas agroecológicas y de sustentabilidad que le permita a la comunidad reencontrarse con su entorno para así potenciar en conjunto el cuidado del medioambiente.

Las Eco-Sedes, tienen por finalidad movilizar a los vecinos para lograr un medio ambiente saludable y sostenible, promoviendo espacios donde la comunidad se involucre en prácticas ecológicas, como el buen manejo de los residuos domiciliarios, distintos métodos de reciclaje y en particular la mantención y cuidados de distintos tipos de cultivos orgánicos (muros verdes, espiral medicinal, invernaderos y otros).

Lo anterior, promueve la unión vecinal, el fortalecimiento de las relaciones interpersonales e incentiva el cultivo de verduras, hortalizas y hierbas medicinales, en ambientes limpios, sin contaminantes y realizado por los propios vecinos.

En Maipú, la primera Eco-Sede se inauguró en la Villa Pizarreño, el 22 de abril de 2014, justo en el día mundial de la Tierra. Esta inauguración es la segunda del año.

Un proyecto edificado en comunidad

Junto con destacar que esta Eco-Sede “se caracteriza porque su gente es muy cariñosa y porque el municipio nos ha ayudado mucho”, Berta Fuentes, presidenta de la junta de vecinos Pajaritos Sur, declaró sentirse muy contenta con este proyecto pues se trata de un trabajo prolongado en donde han participado muchas personas desde marzo de este año. “Antes, este era un sitio helado que tenía poca vida, y ahora, con lo que hemos realizado, es un lugar diferente”.

La dirigente social indicó que “nos hemos preocupado prácticamente de toda la villa, pues en el pasado habían unos basureros en la plaza, que eran bastante desagradables porque siempre estaban llenos de suciedad y luchamos contra eso. Ahora estoy orgullosa porque la plaza y las veredas se ven limpias, pues el entorno es de todos. Hoy me siento feliz y realizada, porque era un sueño que tenía hace mucho tiempo”, señaló.

En tanto, el alcalde Vittori, junto con felicitar a la comunidad y a DAOGA por la realización del proyecto, señaló que esto es como remar contra la corriente: “Vivimos en tiempos en que el consumismo y el materialismo parece que lo es todo y precisamente la idea de lo Eco es al revés. En países desarrollados, que ya pasaron por esto y que llevan más años que nosotros como sociedad, uno se da cuenta que está muy arraigado en la conciencia de las personas esta idea de reciclar, de volver a la tierra, esto de que algo se ocupa un rato pero después hay que devolverlo”, indicó el edil.

La máxima autoridad comunal resaltó que “esta idea de Eco-sede sirve para educar a los niños y tomar conciencia, pues hoy día todo se compra, nada de se produce, ya nadie planta lechugas o acelgas, como antes. Entonces con esto, formamos a las futuras generaciones y lo difundimos entre la comunidad, para que conozcan esta idea. Además sirve para compartir y crear vecindad”.

El programa de Eco-Sedes constituye una respuesta a la necesidad de los vecinos de Maipú, de construir espacios verdes y ecológicos en comunidad.

Publicidad




Comenta nuestras noticias