En el mundillo político local deben ser contados con los dedos de las manos aquellos que no ubican, aunque sea de nombre, a Sergio Benvenutto. El hombre, militante PPD y director de la Escuela General San Martín se ha hecho un espacio dentro de la política comunal en base a asesorías en varias campañas y su predilección por escribir “papers” en los cuales hace diagnósticos de la situación política nacional y, especialmente, del Maipú de hoy.

De sangre italiana, humor negro y risa contagiosa, Benvenutto demostró ser un muy buen orador y maestro a la hora de mezclar el humor con la elocuencia. La situación fue más o menos así…

Viernes 4 de noviembre -11 hrs – Sala del Concejo Municipal

El concejal Carlos Jara espera a que lleguen los asistentes a la comisión de educación. Lo hace sentado en la silla que en cada concejo municipal ocupa el alcalde Undurraga; varios bromean con la situación, preguntándole si le gusta “sentirse alcalde”. Jara se ríe, mira el piso, contesta el celular. No contesta la pregunta.

Los minutos pasan y ya están sentados Jara y los concejales Carlos Richter y Christian Vittori. También la directora de la Escuela San Sebastián: Celinda García y la Directora Subrogante del Enrique Kirberg. ¿Y Benvenutto, el protagonista de esta historia?… aún no asoma la nariz.

Tampoco han llegado Sandra Pavez, Directora de Educación de la CODEDUC y Nadia Ávalos, concejal PC de Maipú. Sobre esta última un concejal celebra su inasistencia “será más rápida la reunión”, dice y todos ríen.

La directora subrogante del Liceo Tecnológico Enrique Kirberg habla sobre el colegio y los 180 millones que faltan para implementar la carrera de gráfica digital. También cuenta que aún no se definen las carreras que se impartirán. Ávalos, que llegó atrasada –como casi siempre- pregunta por las carreras del colegio y hace un comentario con harto sentido. El colegio no imparte carreras tecnológicas. “¿Entonces de tecnológico tiene el puro nombre?”, dice. 

Llega el turno de Celinda García, quien se manda tremenda presentación. La directora que está terminando su mandato y está repostulando exhibe cifras alentadoras. Ha logrado subir el SIMCE pero, mejor aún, le ha dado una identidad a un colegio en el cual se educan alumnos con alta vulnerabilidad social.

Termina García y Benvenutto llega junto a un equipo del colegio. Traen cámaras de video, grabadoras y un “cuantuai” de papeles en una carpeta. Benvenutto se sienta en el público y habla, hace chistes y hasta una señora asistente a la reunión le hace un “shhh” para que guarde silencio.

Ávalos se enfrasca en una discusión con Celinda García. Los excelentes resultados no le sirven a la profesora para calmar a la concejala comunista quien, cada vez que alguien le encuentra un pero al movimiento estudiantil, se enoja y defiende la postura a los gritos. 

EL TURNO DE BENVENUTTO

Si miramos el dato duro, la cifra, Benvenutto es quien debería salir más trasquilado de la reunión. Su colegio bajó 12, 16 y 15 puntos en Lectura, Educación Matemática y Comprensión del Medio, respectivamente, en el SIMCE 2010. Pero nada de eso pasa.

Benvenutto presenta un powerpoint realizado por su equipo. Y su presentación es extraña: en la pantalla aparece un tema y el habla de otro. Hace un análisis de la educación, dice que la CODEDUC nunca ha hecho que falten alumnos el día del SIMCE, como sí podrían hacer algunos particulares subvencionados y hace gala de un sentido del humor fino. En un momento se da el lujo de decir que “yo no entiendo, como no soy político”. Las risas se esparcen.

“El Benve” como le dicen sus cercanos cuenta las formas en que se financia el colegio. Habla de que las cosas se están haciendo de forma diferente y hace gala del estudio de radio que tiene instalado en su escuela.

Demostrando su habilidad política lanza “cuñas” dirigidas a Nadia Ávalos. Hace una apología del movimiento de los estudiantes. Llega el tiempo de las preguntas. Ávalos no hace ninguna crítica, ni se enfrasca en ninguna discusión. Si habla es para decir que coincide con Sergio. 

Benvenutto pasa la prueba de forma perfecta. El Presidente del Colegio de Profesores que hace poco se incorporó a la reunión le da las gracias por prestar siempre el colegio para actividades gremiales.

La reunión llega a su fin. Benvenutto está sonriente y ríe ganoso cuando se le insinúa que la única vez que se vio a la concejal Ávalos sonreír fue durante su ponencia. La misión está cumplida. Sergio demostró ser hábil para la faramalla en el buen sentido del término.

Lo último que se le escucha al director del San Martín es una invitación a almorzar a su esforzado equipo. Habían estado el día anterior hasta las 3 de la mañana preparando la presentación. Y vaya que fueron hábiles.

Fotos de la Reunión

[nggallery id=67]