La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) le dio al Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMAPA) un plazo de 30 días para solucionar los problemas de presión en la red de agua potable que enfrentan los vecinos del sector El Abrazo. En caso de no hacerlo, la empresa sanitaria –única de carácter público en todo el país- se expone a graves sanciones en caso de no cumplir. De hecho se podría hasta perder la concesión.

Los reclamos constantes de las 800 familias afectadas, quienes en los últimos dos años tienen serios problemas con la presión del agua, lo que les impide ducharse con agua caliente, tirar la cadena con facilidad e incluso mantener sus jardines.

Representantes de SMAPA le explicaron a la SISS que la propuesta inmediata es construir una alimentadora directa desde el estanque El Abrazo, que revertiría momentáneamente el problema de presión.

Asimismo, la empresa informó que ya fue adjudicada una obra mayor que daría la solución definitiva, pero que requiere un mayor plazo de implementación.

CONCEJO APRUEBA TRABAJOS

El concejo municipal en la sesión celebrada el día de hoy (14 de octubre) acordó adjudicar trabajos que van en directa mejoría del alicaído servicio de agua potable municipal. Fue así como el concejo aprobó Obras de Refuerzo e Interconexión en Versalles y Jahuel por $212.260.163 lo que mejora presión y distribución de agua. Además se acordó la construcción de un pozo profundo en la Planta Santa Adela por $400 millones de pesos, lo cual permitirá actuar mejor ante la creciente demanda y manejar el tema de los nitratos en el agua.

Desde ayer SMAPA tiene los días contados para solucionar los problemas de presión de agua que afectan a miles de vecinos. De hecho a La Voz de Maipú varios lectores –vía mail y Facebook- le han preguntado las razones.

Todo pasa porque –según averiguamos- SMAPA no ha realizado todas las inversiones necesarias para mejorar el servicio. Esto se arrastra desde los tiempos del alcalde Herman Silva. A ello se agrega que junto con no invertir, la comuna ha crecido en número de habitantes, por lo cual cada mes son más y más las familias que ocupan agua potable. Los trabajos que se comienzan a realizar no serán suficientes para solucionar los problemas de presión en toda la comuna, pero sin duda serán un avance que varios vecinos notarán a la hora de darse un baño, regar las plantas o hacer algo tan básico como tirar la cadena del excusado.