Los usuarios de la línea 5 de Metro que lo abordaron el día de hoy (lunes 7 de marzo), pasadas las 7:22 hrs, se llevaron más de una rabia. Y es que en plena hora punta, uno de los trenes presentó un problema de tracción mientras circulaba entra las estaciones Santiago Bueras y Plaza de Maipú.

 

El error provocó que el tren anduviera sumamente lento, lo que retrasó la frecuencia del resto de las máquinas que Metro tenía operando en la línea. El problema provocó un cuello de botella: es decir, las estaciones se comenzaron a llenar de pasajeros, pero –al haber pocos trenes circulando- se produjeron atochamientos. De hecho la empresa tuvo que controlar el acceso a varias estaciones con el fin de preservar la seguridad de los pasajeros.

 

El problema duró solamente15 minutos, pero al ser en hora punta, ocasionó la molestia de los pasajeros que, a esa hora, se dirigían mayoritariamente a sus trabajos o lugares de estudio.  La empresa le restó dramatismo al asunto y señaló que el problema era “esperable” y descartó de plano que se debiera a la cantidad de público que hizo uso del servicio.