Se podría comparar la renuncia de Jorge Gajardo a la alcaldía de La Florida como un gran Tsunami político. No sólo por el alto impacto, y el nivel de destrucción que causó en ambos bandos, con una concejala PPD revelándose ante el cacique histórico: el diputado Carlos Montes, sino también por que RN condicionó el apoyo de sus concejales a Rodolfo Carter (RN) por el confuso incidente que hubo en las pasadas elecciones parlamentarias.

 

Pero no sólo el “movimiento político” terminó siendo digno de ser llamado tsunami. Las aguas que movió ese conflicto, terminaron repercutiendo en Maipú. Y es que La Florida y nuestra comuna son dos bastiones electorales altamente apetecidos, pues su cantidad de habitantes, las hacen gravitantes de cara a elecciones presidenciales, senatoriales y parlamentarias.

 

Con una UDI buscando desesperadamente los votos para Carter, en RN se vio una ventana abierta para negociar un cupo para nominar candidato a alcalde en alguna de las grandes comunas. Así fue como la UDI dio su brazo a torcer y se logró una declaración de intenciones en la cual el candidato a ocupar el sillón alcaldicio por La Florida lo tendrá el militante de RN o la UDI que mejor parado esté en las encuestas. ¿Y el de Maipú? Todo dependerá de La Florida, pues quien imponga candidato en La Florida, no podrá optar a Maipú.

 

Lo anterior hará que varios en Maipú crucen los dedos para que el candidato Floridano sea de uno u otro partido. Si en La Florida va un UDI, se abren las posibilidades para Marcelo Torres (Concejal RN de Maipú), en cambio si es RN quien pone el candidato en la comuna del sector oriente de la capital, Patricio Laguna y Antonio Neme deberán luchar por obtener la nominación