Si no compró La Segunda nosotros le traemos textual la entrevista de Álvaro Mújica con su visión de las cosas y su ofrecimiento de $200 mil pesos a cada vecino

Busca enfrentar las críticas ofreciendo $200.000 a cada afectado y ayuda a la tramitación de sus seguros. “A diferencia de otras, esta inmobiliaria no tiene recursos para pasarle un departamento a cada persona”, afirma socio de la cuestionada empresa.

Santiago.- Los condominios de departamentos “Don Tristán” y “Don Luis” ubicados en Maipú se convirtieron en el símbolo del golpe del terremoto en Santiago. Y desde la emergencia del 27 de febrero que dejó sin hogar a 76 familias, los socios de la constructora Mujica y González han cerrado la puertas a la presión de los medios mientras arrecian las críticas de los afectados por su reticencia a dar la cara y ofrecer soluciones de fondo, ante lo cual pasaron a la esfera judicial con la interposición de querellas, mientras el Ministerio Público inició una investigación.

“No estamos desaparecidos”, contraataca el socio de la compañía y la inmobiliaria que gestionó los proyectos, Alvaro Mujica. No obstante, en su primera entrevista tras el sismo hace un mea culpa: “reconozco que me debiera haber comunicado con los dueños de los departamentos desde un principio, inmediatamente, ese fue un error y asumo la culpa de no haber tomado contacto con ellos. Debiéramos haber compartido la situación que están viviendo”.

A casi un mes desde el colapso de sus proyectos, asegura que han podido contactado “a cerca de la mitad de los propietarios y nuestra intención es contactarlos a todos”, pero reconoce que no ha dado presentado ante los afectados ni ha ingresado a los inmuebles en riesgo de derrumbe. “La verdad es que tengo miedo de la reacción de la gente, que está muy molesta…producto de los mismo no hemos podido ingresar para ver los daños que presenta la estructura. No reaccionamos adecuadamente y en ese sentido pido disculpas”, señala el empresario socio junto a Sebastián González en la constructora, a los cuales se suman otros inversionistas como Juan José Echavarri en la inmobiliaria.

–¿Cuándo piensa enfrentarlos cara a cara?

–Nosotros hemos estado contactando a los propietarios a través de la corredora (Echavarri Propiedades) y nuestra intención es contactarlos a todos para ofrecerles ayuda y queremos interiorizarnos respecto de cual es la situación que están viviendo.

–¿Qué le están ofreciendo a los afectados?

–Hoy queremos ayudar a los propietarios en la tramitación de sus seguros, con los cuales la mayoría cuenta. En paralelo, ofrecemos una ayuda para enfrentar esta emergencia de $ 200.000 a cada uno (por una vez), lo que hacemos con un tremendo esfuerzo personal, recurriendo a nuestros ahorros y a préstamos a personas cercanas para constituir un fondo.

–Pero lo que exige la gente es la restitución del total del dinero invertido.

–A diferencia de otras inmobiliarias que han salido en la prensa, esta inmobiliaria no tiene recursos para pasarle un departamento a cada persona. Con mucho esfuerzo ofrecemos la ayuda que mencione antes, y que es un esfuerzo personal, ni siquiera como empresa.

–¿No pueden asumir soluciones más potentes como la ubicación en apart hoteles, arriendos temporales o canjes por otros inmuebles que si han hecho otras empresas?

–No, la verdad que no tenemos posibilidad de eso.

–Los seguros están asociados a créditos hipotecarios, pero ¿que pasa con la gente que compró al contado y no está cubiertos?

–Económicamente son las personas que más perjudicadas…sé que son aproximadamente 15 propietarios. Estamos tratando de contactarnos con todos los propietarios para saber exactamente cuál es su situación, pero la verdad es que no tengo más antecedentes que eso.

– Entonces ¿no tendrán la respuesta que ellos exigen?

–Momentáneamente, lo que estamos ofreciendo es lo que podemos ofrecer.

“Hay tranquilidad respecto de que hicimos las cosas bien”

–¿Quién es el responsable del colapso de los condominios “Don Tristán” y “Don Luis”?

–En primer lugar, queremos saber que es lo que pasó. Hay que revisar todo lo que es el estudio de mecánica de suelo, que hizo una buena empresa conocida en el rubro habría que revisar el cálculo estructural que hizo una personas de nuestra total confianza y también los aspectos constructivos, que son lo que más están relacionados conmigo. Por ese lado hay una tranquilidad respecto de que hicimos las cosas bien, que se hizo de acuerdo a los planos del proyecto, se cumplieron las especificaciones y en ningún momento quisimos ahorrar en materiales

–¿No tiene una teoría al menos?

–No. Estamos trabajando en eso, sería irresponsable de mi parte dar un veredicto de lo que pasó.

–Pero por qué hay edificios que están en la misma comuna que no sufrieron el mismo nivel de daños…

–Nos hemos preguntado esto también, estamos investigando. La verdad es que en Maipú hay varios edificios con daños además del nuestro y llevo construyendo 20 años muchos edificios que no presentaron ningún daño. Queremos colaborar con las autoridades en todo lo que podamos, pero la respuesta no la tenemos.

–La norma ante un sismo mayor exige el no colapso y no comprometer vidas. Y ustedes parecen estar en el límite ya que no hubo muertos pero el edificio colapsó. ¿están dentro o fuera de la norma?

–Afortunadamente todas las personas que estaban adentro salieron con vida, pero respecto de las norma no sabría dar una respuesta.

–Pero el fiscal dijo que si hubiese habido gente en el primer piso de “Don Tristán”, habría habido muertos

–En todo accidente las circunstancias pueden ser diferentes, pero afortunadamente aquí esto no sucedió.

¿Comité de ética?: “No he recibido ninguna citación”

–Su empresa forma parte de la Cámara Chilena de la Construcción. ¿El gremio lo ha contactado para llamarlos para someterlos a un comité de ética?

–No, no he recibido ninguna citación para un comité ético. Me imagino que en algún momento que si hay antecedentes suficientes lo harán. Yo tuve una reunión con el presidente de la cámara y no me dijo nada (al respecto).

–¿Han hecho movimientos patrimoniales o cambios societarios tras el sismo?

–No, no hemos hecho nada. Tampoco en lo personal con mis bienes personales, la casa, la camioneta donde trabajo están exactamente igual que antes, no he transferido ni he vendido, está exactamente igual. Y si en algún momento tengo que responder con ellos, ahí están. Lo mismo respecto de las sociedades.

–¿Pretenden seguir en el negocio de la construcción?

–Eso es lo que yo quisiera.