escofab

Álvaro Escobar: A unos cuantos votos de ser reelecto

Estuvo cerca pero no le alcanzó. Superó la votación de Pepe Auth y estuvo cerca de Mónica Zalaquett, pero el sistema binominal lo mató. Nos referimos a Álvaro Escobar, quien perdió entre las parlamentarias del 2005 a las de 2009 casi la mitad de su votación.

Si la vez pasada alcanzó 100.840 sufragios vistiendo los colores del PPD, hoy como independiente obtuvo 51.836. Es decir 49.004 votos menos. ¿Qué pasó?

Explicaciones y teorías pueden haber muchas. Una de ellas es su ausencia de Maipú. Se le vio poco en la comuna y su sede la tuvo en Cerrillos. La comuna con menos votantes del distrito. Además su campaña fue casi nula. Unas cuantas palomas y paremos de contar. No vino al distrito y privilegió andar al lado de Marco Enríquez-Ominami

Quizás la explicación más lógica sea el bajo desempeño de su compañero de lista: René Tabilo, quien siempre aseguró que ganaría y se tuvo que conformar con un 6,81%.

Ricardo Fábrega. La gran decepción de la DC

El caso de Ricardo Fábrega es preocupante para la DC. Demuestra además varias cosas, como que la gente vota por la persona y no por los partidos. En las elecciones del 2005, Luis Pareto, un hombre de avanzada edad cuyo hijo salió de la cámara de diputados acusado de corrupción obtuvo 32.139 votos. Más que los 24.181 de Fábrega.

Undurraga el año 2008 arrasó con 90.961 sufragios. ¿Qué pasó? ¿Cómo explicar que un DC el 2008 obtiene 90 mil votos y otro DC un año después no alcanza los 25 mil? A mi juicio es simple: la gente vota por la persona y Ricardo Fábrega no tenía el principal atributo de Undurraga: la empatía.

Mientras Undurraga tiene el don de acercarse a la gente, abrazarla, conversar un rato y hasta tirar un par de bromas, Fábrega mostró una timidez que a ratos hizo que no pareciera que él era el candidato.

Sin duda que su performance electoral le hará replantearse ciertas cosas y, que su derrota lo es también para el alcalde de Maipú que se jugó por él.