La editorial del periódico “El Maipucino” de este mes reclama airadamente por lo que a su juicio es un veto por parte de la Municipalidad de Maipú.

Su director reclama a viva voz  el impedimento que sufrió un periodista y un reportero gráfico de ese medio al concejo municipal. Esto a juicio de Pedro Albornoz producto que su periódico facilitó a Chilevisión y TVN un video donde se muestra una violenta protesta del comité de allegados que empañó el normal funcionamiento del Concejo Municipal y que terminó con concejales a los que se les robaron sus teléfonos celulares y la intervención de Carabineros.

En ese sentido, de haber existido un veto es algo totalmente lamentable y, que como medio de prensa rechazamos tajantemente.

Pero hay cosas que Albornoz calla. Y ese silencio tiene sólo dos explicaciones: ignorancia o conveniencia.

El día en que el Concejo Municipal se puso violento las imagenes que su medio de comunicación facilitó a los canales no fueron captadas por periodista alguno. Fue su propia esposa quien las captó Hasta ahí todo bien si no fuera por un pequeño detalle: ella instigó constantemente a los pobladores y fue una de las personas que facilitó que todo terminara como se conoce.

Algo parecido pasó con un conductor de TV en Brasil que siempre tenía la exclusiva de los crímenes. ¿Se acuerda cómo?