Vista en 3d del hospital de Maipú

Vista en 3d del hospital de Maipú

Desde el retorno a la democracia no hubo ningún alcalde de la comuna de Maipú que entre sus promesas excluyera el hospital que hace tantos años demandan los vecinos de Maipú. Cada vez que uno de ellos se enferma de gravedad debe partir al Hospital San Borja Arriarán. Los alcaldes Herman Silva (DC) y Roberto Sepúlveda (RN) hasta pusieron la primera piedra de un hospital que nunca llegaba.

Pero todo siempre quedó en nada. Un sueño que nunca se cumplía y que ya estaba pareciendo pesadilla. El Metro, Hospital y el agua potable en manos del municipio han sido los grandes temas en los últimos 20 años de un Maipú que crece a pasos agigantados.

El 21 de mayo de 2006 en el tradicional mensaje que los Presidentes entregan al país, Michelle Bachelet anunciaba que se crearían nuevos hospitales en las comunas de Maipú y La Florida.

UN LARGO CAMINO
Ya con el vamos de la Presidenta entre los años 2006 a 2007 se comenzaron a dimensionar los proyectos; preguntas tales como ¿cuantas camas se necesitan¿ o ¿de que tamaño debe ser el hospital y cuanto cuesta hacerlo funcionar?, Deben ser respondidas por los expertos en el tema. El estudio preinversional fue aprobado el 2007 por el Ministerio de Planificación (MIDEPLAN) y el Ministerio de Salud. Luego de eso siguen los trámites. Antes de abrir la licitación a las empresas interesadas en construir el hospital y manejar algunos servicios del mismo, se deben fijar las reglas que exigirá el gobierno. Es en este punto cuando se empieza a estudiar qué materiales usar y las pautas de diseño que se deberán seguir.

El 25 de mayo de 2007, es decir un año y cuatro días después que Michelle Bachelet anunciara la creación de los hospitales, se comenzaron a vender las bases que regirán la construcción de los centros hospitalarios. En esta etapa se ven las empresas que preclasifican para el “Programa de Concesiones de Infraestructura Hospitalaria”. Tres meses después, exactamente el 22 de agosto de 2007 se supo que de las nueve empresas participantes, ocho habían quedado seleccionadas.

LA BATALLA POR CONSTRUIR EL HOSPITAL
Las ocho empresas clasificadas entran en un profundo y minucioso proceso en el cual se comienza a analizar si cumplen con requisitos mínimos en las áreas legales, financieras y de experiencia. La idea nos explica un involucrado en el proceso “es que no termine construyendo el hospital una empresa que no tenga respaldo financiero para ejecutar o responder por obras mal realizadas; que abandone la construcción a medio camino o que no tenga experiencias previas en el área”.

En esta etapa cada antecedente presentado por las ocho empresas participantes es examinado. Después de todo… El papel todo lo aguanta.

Revisados los antecedentes por parte del Gobierno, se comienza la “Calificación del partido general de arquitectura”. Es acá donde las empresas deben preparar los anteproyectos en base a los requisitos exigidos por el Estado. Cada empresa licitante debe especificar los servicios que brindará en la concesión y presentar anteproyectos de ingeniería y arquitectura.

Es 20 de marzo del año 2008 y se presentan seis de las ocho empresas. El día 22 de abril del mismo año a través de un decreto de la Dirección General de Obras Públicas (DGOP) se informa que cuatro empresas son seleccionadas para entrar a la tercera fase del largo camino del hospital de Maipú

En esa fase se califica la capacidad y la aptitud técnica de los anteproyectos presentados.
Recién el día 26 de marzo de 2009 se informa que los cuatro consorcios participantes en la licitación siguen en carrera y el 18 de mayo se presentan las ofertas técnicas.

Y EL GANADOR ES…
Viernes 12 de junio de 2009 – 11:45hrs Auditorio Ministerio de Obras Públicas (MOP)
– Poco a poco se comienza a llenar la sala. Hombres de Estado de las carteras de Salud, Obras Públicas y representantes de los municipios de Maipú y La Florida conversan animosamente. Más nerviosos llegan representantes de las cuatro empresas seleccionadas. Es el día “D”; el que tanto ha demorado.

Es una ceremonia sencilla, pero cargada de emociones. Lentamente se van abriendo las propuestas de cada empresa y, a viva voz, se van anunciando los puntajes obtenidos por cada una de ellas.

Gerentes, arquitectos e ingenieros de Consorcio San José Tecnocontrol, Consorcio Abengoa Chile, Acciona Concesiones Hospitalarias Chile y Consorcio Franco Italiano Dalka Ilso se frotan las manos y conversan con sus rostros tensos. Falta muy poco para culminar un proceso empezado hace muchos meses y, para que sólo una de las cuatro empresas comience otro más largo: la construcción de los hospitales y operación de los servicios extra hospitalarios.

Se leen actas y cifras, se anotan en un computador y, a través de un data show, se van obteniendo los puntajes de cada empresa. La imagen es sublime; más parecido a un acto de eliminación de un reality televisivo que, al vamos de un negocio millonario.

Finalmente Consorcio San José Tecnocontrol resulta ganador; su Director: Eusebio Sáenz Alonso se abraza con sus ejecutivos. Los representantes de las cuatro empresas firman un acta donde declaran no tener reparos con la licitación. A Eusebio Sáenz la sonrisa del rostro no se la quita nadie. Acaba de cerrar un negocio millonario. Ahora sólo falta que el MOP revise que los antecedentes presentados por su empresa son correctos, algo que el subsecretario de obras públicas cree que “no debiera haber ni un error”.

En tanto el subsecretario Juan Eduardo Saldivia explicó que la empresa de capitales españoles  “ha hecho la mejor oferta económica, pidiendo la menor cantidad por el costo de construcción y por el subsidio de operación durante los años que dura el contrato”.

Sáenz habla con la prensa apostada en el lugar y asegura que todos quedarán “muy conformes con la construcción que haremos”. Eso a pesar de ser la primera que hacen en el país. “Ahora mismo en España estamos haciendo dos hospitales, uno de ellos por 250 millones de euros”. Además la empresa ha construido hospitales en Perú, Panamá y Estados Unidos.
Las luces del auditorio se apagan. En algunos meses más se pondrá la primera piedra del Hospital de Maipú. Y ésta vez será de verdad.