El Padre Carlos Cox pasó cerca de seis meses fuera del país. Hoy vuelve a conducir los destinos del Templo Votivo de Maipú / Foto por @nicoaravena en Twitter

El Padre Carlos Cox pasó cerca de seis meses fuera del país. Hoy vuelve a conducir los destinos del Templo Votivo de Maipú / Foto por @nicoaravena en Twitter

Fueron casi seis meses exactos que el Padre Rector del Templo Votivo de Maipú: Carlos Cox, estuvo fuera del país. Su periplo comenzó en México y terminó en Alemania, país en el cual pasó gran parte de su tiempo fuera de Chile.

El día 26 de julio Carlos Cox, llevaba pocas horas en nuestro país y volvió al Templo Votivo pues ahí se desarrolló un acto en el cual se envió tierra de La Batalla de Maipú, hasta el Museo Militar de Buenos Aires.

Pero el Padre no volvió al mismo Templo de siempre. Durante su tiempo de ausencia, en el cual reconoció que aprovechó de “descansar, rezar mucho y leer muchísimos libros” se inauguró el Mirador del Santuario Nacional. El proyecto fue firmemente empujado por Cox, quien sólo lo conocía a través de los planos.

Cox quedó impresionado al subir a la nueva construcción y miraba entusiasmado la obra. Comentaba sobre la belleza del proyecto y miraba Maipú desde las alturas. También reflexionaba en voz alta: “tenemos que hacerle más difusión”, decía.

De esta forma uno de los mejores rectores que ha tenido el Santuario Nacional Templo Votivo de Maipú, retomó sus funciones. Viene descansado, con la fe intacta y con ganas de seguir haciendo crecer el Santuario que hoy es su casa.