Opinión

Opinión: ¿Perdimos o nos dejamos ganar? por A. Undurraga

Alberto Undurraga, foto archivo La Voz de Maipú

Alberto Undurraga, foto archivo La Voz de Maipú

La Concertación ha dejado de ser gobierno después de dos décadas. Es un hecho. Sin embargo, todavía no sabemos si la derecha ganó las elecciones o fue la propia coalición de centroizquierda la que las perdió, hipótesis que es asumida incluso por algunos líderes aliancistas al hacer un análisis de la instalación de su gobierno.

La tan socorrida frase de algunos jugadores de fútbol, “perdimos porque no se dieron las cosas”, parece tener cada vez menos espacio en la política. Los votos no se heredan; se ganan en la medida en que se responde a las expectativas que somos capaces de crear. Siguiendo con la analogía futbolística, ¿nos dejamos ganar?

La respuesta está recién construyéndose, con una demora que no se condice con la rapidez con que se conforma el nuevo escenario político, acicateado además por la premura que impone la catástrofe del 27 de febrero. Este es un requisito ineludible para los diagnósticos, propuestas y proyectos de más largo plazo.

Hay que decir que nuestro esfuerzo en este sentido ha sido escaso: más bien discursivo que empírico; más ideológico que político; más pensando en los líderes políticos que en los electores; más en lo táctico que en lo estratégico. La actual es una discusión que sube de tono sobre el futuro de la Concertación, sin analizar mucho lo sucedido y, menos aun, lo que ha pasado con nuestros electores.

Parte importante de las pasadas elecciones la definió la clase media. En estos 20 años la reducción de la pobreza ha significado el surgimiento de una amplia y poderosa clase media. El nivel de ingreso ha aumentado y su educación promedio se ha incrementado en otro tanto. Estimativamente, un 43,9% de la población se ubica en este segmento, con un ingreso familiar que varía entre $ 916 mil y $ 510 mil. Es un segmento con una identidad diferente a la clase media tradicional, con una relación menos directa y evidente con el Estado, más confiada en sus capacidades y demandante de espacios y oportunidades.

Cristóbal Aninat y Gregory Elacqua, investigadores de Expansiva-UDP, han realizado un interesante análisis empírico de las pasadas elecciones. En síntesis, concluyen que en la Concertación no logramos conectar con la nueva clase media, que se define por su mayor nivel educacional (por la educación particular subvencionada y universitaria) y la incorporación de la mujer al mundo del trabajo.

Es una clase media que define preferencias electorales en cada elección y que espera una oferta atractiva y útil a sus necesidades. No está casada políticamente con ningún sector. Por ejemplo, en Maipú, la Concertación obtuvo un 67,1% de las preferencias en las últimas elecciones de alcalde y en la segunda vuelta presidencial un 51%, lo que se repite en otras comunas.

Viendo ello, la apuesta de más Estado enarbolada en la última elección ha sido incompleta. Más bien, la clase media demanda un Estado más eficaz y eficiente para hacer realidad las promesas de la sociedad de oportunidades y para garantizar una ciudad más justa.

Este segmento mayoritario no sólo aspira a concretar el sueño de la casa propia, ya logrado en muchos casos, sino que, además, que la vivienda goce del mismo entorno, accesos y calidad de vida de quienes viven en las comunas de mayores ingresos. Lo mismo sucede respecto de las aspiraciones y sueños que no supimos interpretar.

Entramos en un nuevo escenario político que está aún en plena construcción. Debemos trabajar para que la renovación de la política y la Concertación 2.0 sintonicen con esta nueva realidad.

Alberto Undurraga Alcalde de Maipú

Previous post

Peritaje lapidario para los edificios ladeados de Maipú

Next post

Colegios Municipales de la comuna mejoran asistencia con incentivos

nicolas.aravena

nicolas.aravena

Nicolás Aravena (Maipú, Santiago de Chile, 6 de Agosto de 1983) es alumno de periodismo cuarto año de la Universidad de Santiago de Chile. Desde el año 2004, ha creado diversos medios de comunicación local en Maipú, Pudahuel y Peñalolén, en formatos web e impreso. También ha participado en programas de radio, tales como “El Péndulo” y “La Cultura del Café”.
Fanático de las redes sociales, la fotografía y el diseño, ha vivido toda su vida en Maipú. Hoy divide su tiempo entre www.lavozdemaipu.cl, y Mono Manco, su agencia de Publicidad.

Fumador compulsivo, sicótico tratado y bebedor ocasional, se autodefine como “un nativo digital, polemista y fotógrafo frustrado”.

5 Comments

  1. 19 mayo, 2010 at 5:15 PM — Responder

    En parte estoy de acuerdo con Alberto Undurraga, sin embargo, este análisis es incompleto, debido a que los acontecimientos son más complejos, no podemos olvidar la metodología empleada para elegir el candidato que representaría a la coalición por 5ª vez, tal vez no fue el más adecuado, creo que Gómez había esperado lo suficiente, me refiero al presidente del partido radical. Otro aspecto relevante fueron las promesas incumplidas, tales como el Transantiago, la deuda histórica de los profesores, la poca sintonía con los jóvenes y las malas prácticas políticas, con cueteos y otros, como tambén los actos de corrupción, la inseguridad ciudadana, solo por nombrar otra parte de este apretado análisis. Finalmente no creo que haya fallado la centro izquierda, por el contrario, si la candidata hubiese sido Michel Bachelet, tendríamos el 5º gobierno de la concertación. En esta ocasión solo dejo estos aspectos para la reflexión.

    Carlos Jara
    Concejal de Maipú

  2. Patricia
    20 mayo, 2010 at 10:07 PM — Responder

    Señor Alcalde, en vez de tantos análisis frente a lo ocurrido, mejor póngase a trabajar y cumplir con resolver los problemas de sus vecinos. ¿no cree?

  3. maipucino
    25 mayo, 2010 at 11:31 PM — Responder

    Señor Undurraga, por personas como usted, la izquierda perdio las elecciones (incompetentes, despreocupados,mentirosos,y lo peor pesimos administradores de los recursos fiscales), es solo ver como usted y su sequito de personajes (la mayoria al igual que usted foraneos) tienen nuestra hermosa comuna, (Si SMAPA ni siquiera tiene para papel higienico) una de las mas ricas del pais en cuanto a dinero se refiere, a si que en respuesta a su pregunta “¿Perdimos o nos dejamos Ganar?”, la respuesta es una sola PERDIERON!!!!!.

  4. camello64
    19 junio, 2010 at 2:15 AM — Responder

    Para mi esta claro perdieron por estar mas preocupados de la política y el atacarse entre uds que preocuparse de las necesidades reales de la ciudadania en mi caso puntual de las promesas dichas y no realizadas a la vez de todos los proyectos conversados ninguno se a hecho efectivo, siempre esta el que los recursos no están y si han llegado se han tenido que cubrir otros por mala gestión de gasto anteriores.
    Ejemplo:
    Donde esta el proyecto pro ciclista que se le entrego ya mas de 3 años.no por mi sino de la agrupacion de esos entonces.
    Como me esforcé por estar calmando a mis amigos ciclistas que decian que el estar con ud solo era un aprovechamiento político y no un apollo real a la comunidad, realmente fue decepcionante darme cuenta que ellos tenían razón.
    can Maipurioso snake y yo comenzamos las primeras cicletadas familiares con 30 ciclistas al tiempo llegamos a 100 y así fue creciendo asta que nos unimos en las cicletadas con el departamento del deporte y llegamos a 2800 personas era una locura ordenar tanta gente entre nosotros en la cabecera y los carabineros que tenían una voluntad con la agrupacion que nos facilitaban asta 6 motos para dirigir el tránsito y me pregunto hoy donde quedo eso de pedirnos apollo se noto en la ultima cicletada que no fueron mas de 700 personas por que digo esto de la ultima no se nos llamo y mi única conclusion es por no apoyar a su representante a la presidencia. Conclusión, no lo apoyamos.
    por no cumplir su parte de estar con la comunidad.

  5. Sergio Canales
    15 octubre, 2010 at 4:30 PM — Responder

    Esperanzado había imaginado en Maipú un monumento solemne, con una llama que no la apague ni el peor terremoto, erigido por hijos agradecidos del legado dejado por tantos soldados desconocidos caídos en el cumplimiento del deber como yo, para quienes solo existe el olvido. Nada de bronces, monumentos, glorias o loores como se suele recordar a quienes mueren de viejos y no en batalla. .Doscientos años después… ¿No será tiempo de pensar en hacer algo que nos recuerde y nos saque de tan injusto anonimato?

    ( Trozo escogido del cuento “”El soldado desconocido” del escritor maipucino Sr. Sergio Canales” del Taller Alborada, Casa del adulto Mayor.

Acá tu voz se escucha. Comenta nuestras informaciones